Nuestro método

"La revolución de los colchones" lo formamos un equipo de profesionales vinculados desde hace años al sector del descanso.

Tratamos de primera mano con fabricantes de colchones, camas, almohadas y todo tipo de productos relacionados con el descanso. La revolución de los colchones es un paso adelante en nuestra andadura, y viene a rellenar un hueco que el mercado estaba pidiendo a gritos, un portal con colchones baratos, de calidad y sin complicaciones.

Hemos ideado una fórmula revolucionaria para que puedas comprar colchones viscoelásticos baratos, con un 90% de descuento y envío gratis. ¿Suena increíble verdad? Como la transparencia nos parece la mejor forma de vender, a continuación te explicamos como conseguimos hacer lo que nadie más ha hecho.

¿Como es posible que vendáis colchones tan baratos?

La respuesta está en nuestro método, que se compone en los siguientes pasos:

1) Eliminamos a los intermediarios

Cuando compras un colchón en una tienda tradicional, este colchón ha tenido que ser fabricado, enviado al distribuidor quien lo almacena junto a más colchones (El coste de almacenamiento de un colchón es enorme puesto que es muy voluminoso), enviado a tienda quien tiene que pagar un local enorme y otros numerosos costes... y al final enviado a tu casa, lo cual es otro coste importante, ya que las tarifas de las agencias de envío son altas para productos tan voluminosos.

colchones viscoeásticos baratos


2) Los colchones se fabrican bajo pedido

Una vez realizas la compra, el pedido llega directamente al fabricante, quien se dispone a fabricarlo. Una vez tu nuevo colchón se fabrique, se envía directamente a tu domicilio. Con esto conseguimos no sólo que el colchón te llegue con menos posibilidad de recibir golpes etc al pasar por menos manos. Si no que conseguimos eliminar el stockaje, lo cual encarecería muchísimo el producto, imposibilitándonos poder vender colchones viscoelásticos desde 89€ y con envío incluido.

 

3) Los colchones no tienen marca

Los fabricantes no entendían como no queríamos poner marca a los colchones que vendemos. No queremos hacerlo por un simple motivo, encarece y ralentiza el producto. No queremos abaratar en nada el producto, pero sólo el producto es intocable, lo demás no nos interesa.

Tenemos un altísimo índice de repetición de compra de quien nos ha comprado, lo cual avala nuestra teoría de que muchas veces, no tener marca, es la mejor marca.

 

4) Grandes volúmenes de venta

Desde hace años, vendemos colchones en marketplaces y webs de sobra conocidas para todos, esto ha hecho que conozcamos de primera mano a fabricantes y agencias de envío. Y ambos se han mojado por nuestro proyecto, ofreciéndonos tarifas especiales, sin las cuales, sería imposible que el resultante final del precio de los colchones fuera el que es.